Último episodio

Último episodio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

¿Es viable estudiar en Estados Unidos? ¿En realidad vale la pena estudiar en la universidad?

De esto te hablaré a continuación, abordando el tema de la educación superior, tipos de formación, costos y tiempo.

Últimamente he escuchado a muchas personas debatir sobre la necesidad de cursar una carrera profesional.

Si bien, vengo de una familia de abogados, donde mis padres siempre esperaron que cursara una carrera universitaria.

Esto no significa que espere exactamente lo mismo de los demás, por eso aquí te cuento algunas de mis consideraciones y mi experiencia personal.

Recomendación: Mis primeras impresiones sobre la cultura de EE.UU.

  1. Aspectos generales de la formación profesional

La mayoría de las carreras universitarias duran cuatro años, que se dividen en Freshman, Sophomore, Junior y Senior. 

De los cuales puedes cursar los dos primeros en un Community College o Junior College, como yo lo hice.

A pesar de lo que muchas personas puedan decir de este tipo de instituciones, más por prejuicio que por haber estudiado en ellas.

Son una muy buena opción cuando lo que quieres es reducir gastos y tener la oportunidad de trabajar y estudiar a la vez.

Al terminar los dos años de formación puedes transferir tus créditos a una universidad y cursar los dos años restantes.

Así al momento de graduarte obtienes el titulo por el que optaste, además del certificado obtenido en el Community College.

  1. Costos y otros aspectos económicos

En cuanto a los precios, sabemos que la educación superior es costosa, y que puede acarrear deudas, pero para esto también hay opciones.

 Estudiar los cuatro años en una universidad es más costoso que cursar los dos primeros en un Community College donde deberás pagar, pero una cifra mucho menor.

Ten en cuenta que, si eres ciudadano de los Estados Unidos, no tiene el mismo costo estudiar dentro del Estado en que vives a estudiar en otro.

Estudiar en un Estado diferente es más costoso en comparación a lo que pagarías en una universidad local.

Lo mismo pasa con los estudiantes internacionales, que deben pagar una suma mucho más alta de la que pagan los otros estudiantes del país. 

Ahora, hablando de precios, una universidad privada como la Universidad de Gonzaga, que fue donde yo estudié, puede costar en promedio unos 45.000 dólares al año.

Que al cabo de cuatro años sería un gasto significativo frente a los dos años que puedes cursar en un Community College.

3. ¿Realmente vale la pena?

Con todo lo anterior, es posible que te cuestiones si es importante cursar una carrera universitaria.

En mi experiencia te puedo decir que todo depende de lo que quieras lograr, de tus motivaciones y proyecciones tanto profesionales como personales.

Porque si ves la universidad solo como dinero, que luego debe darte mucho más de lo que invertiste sin considerar otros factores, podrías llegar a caer en un error.

Pues no se trata solo de dinero, sino de las experiencias, aprendizajes y conexiones que puedas adquirir durante tu periodo de formación.

En la universidad aprendes cosas que te forman como ser humano, y conoces personas que pueden contribuir en tu vida laboral y personal.

Sin embargo, es tu decisión ir a la universidad o no. Hay quienes logran aprender muchas cosas de manera autodidacta, y luego lo aplican en la vida laboral.

Pero todo depende de tu motivación y lo que de verdad quieras hacer. En mi caso, ir a la universidad fue una buena decisión para mi formación en la vida.

Espero que esta información te haya ayudado a darte una idea de lo que es la formación universitaria y si vale la pena o no.

Si quieres saber más sobre trámites para viajar a EE.UU. o cómo arreglar tu estatus dentro del país, contacta con un abogado de inmigración.

 ¿Conoces a alguien que pueda servirle esta información? Compártela, te lo agradecerán.

Contáctame aquí o al (509) 255-3431 y déjame conocer tu caso. Trabajemos juntos para que puedas alcanzar tus metas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

¿Estados Unidos realmente es como se piensa desde afuera? ¿Cómo inmigrantes podemos llevarnos impresiones diferentes al llegar a este país?

Si te gustaría saber más sobre el tema, este artículo es para ti.

Aunque llegué a este país hace más o menos 20 años, y muchas cosas han cambiado aquí, como en mi país de origen.

Hay algunas cosas que no cambian, como lo que pensamos de EE.UU. antes de llegar, o el choque cultural que experimentamos una vez estamos aquí.  

A continuación, te menciono algunos aspectos que fueron un choque cultural para mí.

Recomendación: Mi blog más personal. Mis primeras impresiones al llegar a EE.UU.

1- El Transporte público.

En un inicio, el sistema de transporte fue un gran cambio para mí, comparado al transporte público en Colombia.

Pues en ese entonces allá no existían sistemas de transporte integrados, mientras que en Estados Unidos esto era un aspecto mucho más organizado.

Claro que en la actualidad no sería un gran cambio para los inmigrantes que recién llegan al país.

Porque en la mayoría de nuestros lugares de origen el transporte público ha cambiado mucho en los últimos años.

Sin embargo, esto del transporte público aplica principalmente en las ciudades grandes de EE.UU.

En las ciudades pequeñas es más complejo esperar o tomar un autobús. Por lo cual, es más practico un vehículo propio, si tenemos la oportunidad.

En todo caso, recorrer la ciudad en la que te instales es una de las primeras cosas que beberías hacer, y fue lo que yo hice en su momento.

Esto me ayudó a ubicarme y a conocer el nuevo entorno en el que viviría.

2- La libertad de expresión.

Una de las cosas que puede llegar a impresionarnos más cuando llegamos a este país, es la variada y particular manera de expresarse.

Ya sea en la apariencia, o en la forma de actuar, las personas en este país se muestran menos susceptibles al qué dirán.

O así lo pensé en un principio, porque para mí eran modas y personas totalmente diferentes a lo que conocía en Colombia.

Después de un tiempo logré comprender que la cultura norteamericana estaba muy influenciada por las tendencias de moda.

La televisión y las redes sociales juegan un importante papel en cómo las personas se ven a sí mismas aquí.

Entonces ya entendiendo esta parte de la cultura, me di cuenta que sí hay mucha libertad de expresión, pero también les importa la opinión de otros. 

3- Otras primeras impresiones generales.

Desde un principio hubo muchas cosas que me gustaron de este país, como considero que nos pasa a la mayoría.

Después de comprender que no es exactamente como creíamos antes de llegar, logramos encontrar muchas cosas que nos sorprenden.

En ese sentido, este país ofrece mucha inclusión a las personas con diversos tipos de discapacidades.

O ayuda a quienes tienen enfermedades mentales. Lo que personalmente me parece muy positivo.

Estas fueron otras de mis impresiones iniciales al llegar a este país, espero que te hayas identificado con alguna.

Si quieres saber más sobre trámites para viajar a EE.UU. o cómo arreglar tu estatus dentro del país, contacta con un abogado de inmigración.

 ¿Conoces a alguien que pueda servirle esta información? Compártela, te lo agradecerán.

Contáctame aquí o al (509) 255-3431 y déjame conocer tu caso. Trabajemos juntos para que puedas alcanzar tus metas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Los inmigrantes tenemos oportunidades de salir adelante en los Estados Unidos? ¿Existen retos que nos lleven a decidir volver a nuestro país de origen?

En este artículo te hablo al respecto.

Al trasladarte a un país nuevo tienes muchas expectativas en el momento en que llegas. Pero no todo es tal y como se ve antes del viaje.

Existen retos que debes superar, y oportunidades que combinadas con el trabajo duro te ayudaran a mejorar tu calidad de vida.

A continuación, te menciono algunas de estas impresiones iniciales que hemos tenido muchos inmigrantes al llegar a este país.

Recomendado: 10 Beneficios de obtener la residencia

1- Razones por las que te va bien.

Debes saber aprovechar las oportunidades.

Como extranjeros, y como latinoamericanos, tenemos la capacidad de ver oportunidades donde otros no.

Logramos darnos cuenta cuando algo será un buen negocio u oportunidad para crecer en este nuevo país, claro está teniendo las licencias y permiso para hacerlo.

Gran parte de esto tiene que ver con que son oportunidades que en nuestros países no existían, mientras que en Estados Unidos sí es posible encontrarlas.

Aquí se te presentan oportunidades y facilidades laborales que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y la de tu familia.

No tengas miedo al fracaso, a errar y levantarte para comenzar de cero.

El audio de este episodio la puede encontrar aquí:

2- Aspectos que te retan, por los que puede irte mal

Si bien se presentan muchas oportunidades también hay que saber afrontar las dificultades.

Todo inmigrante debe aprender a tomar riesgos, cuando haber llegado a un país totalmente nuevo es el primero de ellos.

El idioma es otro reto que se te presenta, y por el cual muchas personas no logran adaptarse en los EE.UU.

Por esto, superar la barrera del idioma es una tarea indispensable para todo inmigrante que no hable inglés.

La discriminación social y estatal es otro factor que puede hacerte querer desistir y volver a tu país.

Un reto que puede llegar a ser mucho más grande está relacionado con el sistema económico, y con tu administración del dinero.

No puedes pretender que al estar en este país tus ingresos van a aumentar, pero tus gastos no. Ten en cuenta que ganas y gastas en dólares.

Este es un motivo por el que muchas veces las personas se desilusionan al darse cuenta que no les alcanza el dinero para enviarles a sus familias.

3- Adquiere conocimientos, aprende de tu entorno

Aun cuando se presentan muchos y diversos retos, la mejor manera de afrontarlos es por medio del aprendizaje.

Aprovecha cualquier tiempo libre de tu trabajo para aprender el idioma, ya sea por medio de la música, la televisión o un circulo de amigos.

Entender que estás en una cultura diferente a la tuya te puede ayudar a adaptarte, a superar las dificultades e identificar oportunidades.

Infórmate sobre el sistema económico, así distribuirás mejor tu dinero, sabrás cómo puedes invertirlo.

Y serás de gran ayuda si tienes créditos por pagar o convives con alguien que los tenga, como tu pareja o familiares.

Estas son algunas cosas a tener en cuenta a la hora de emigrar a Estados Unidos.

Recuerda que está en ti aprovechar cada oportunidad y superar cada reto que se te presente en el camino.

Si quieres saber más sobre trámites para viajar a EE.UU. o cómo arreglar tu estatus dentro del país, contacta con un abogado de inmigración.

 ¿Conoces a alguien que pueda servirle esta información? Compártela, te lo agradecerán.

Contáctame aquí o al (509) 255-3431 y déjame conocer tu caso. Trabajemos juntos para que puedas alcanzar tus metas.