Las diferencias entre una Visa y la Green Card.

Aunque pueda parecer obvio a primera vista, hacerse esta pregunta no es algo menor. Por esta razón, el artículo de hoy lo quiero dedicar a hablar sobre este tema: 

¿Cuáles son las diferencias entre una Green Card y una Visa? 

Antes de contarte las tres diferencias que, en mi experiencia, son las más importantes para tener en cuenta a la hora de diferenciarlas, debes saber que, si vas a solicitar cualquiera de las dos deberás cumplir con una serie de requisitos para que te la puedan otorgar. 

Empecemos por lo básico:  

  1. El nombre. 

La Green Cardmica, tarjeta verde o tarjeta de residencia permanente fue creada después de la Segunda Guerra Mundial y servía para identificar a las personas nacidas en otros países y que vivían en Estados Unidos. 

Aunque su diseño ha tenido muchos cambios, su color original, el verde, sigue definiendo su imagen como documento de identificación. 

La palabra VISA es el acrónimo de Verified International Stay Approval, o Aprobación de Estadía Internacional Verificada, un documento que ciertos países, como Estados Unidos, requieren para quienes deseen ingresar a ellos por un tiempo determinado. 

Otra manera de diferenciarlas es por las cosas que cada una nos permite hacer, veamos: 

  1. La función. 

Con una Green Card podemos residir de manera permanente y también tener la autorización para trabajar en los Estados Unidos. 

Por otro lado, con una Visa llegamos al país con una intención específica, hacer turismo, trabajar, visitar a nuestra familia, estudiar, entre muchas otras. 

Estas visas, también se conocen como “visas de no inmigrante” y nos permiten la entrada al país solo por un tiempo limitado. 

Recomendado: Soy estudiante, ¿puedo obtener la Green Card? 

Y, por último, la diferencia más importante que, para mí, hay entre Green Card y visa: 

  1. La forma en como llegamos a cada una de ellas. 

Para obtener una Green Card hay varias maneras, pero las dos principales son a través de la familia y por medio de un empleo

Si tenemos un familiar que ya es residente permanente o ciudadano americano, nos puede hacer una petición para inmigrar a Estados Unidos.

También podremos hacerlo si nuestro empleador o la empresa para la que trabajamos nos hace la solicitud. 

Haz de cuenta que quieres entrar a una fiesta, pero para hacerlo te piden una invitación. Y si no la tienes será muy difícil ingresar. 

Por otra parte, para obtener una visa podemos aplicar siempre y cuando cumplamos los requisitos establecidos para el tipo de actividad por la cual viajaremos a Estados Unidos. 

Ya sea que vayamos a hacer un intercambio académico, a trabajar durante la temporada, a pasar vacaciones en la playa o en las montañas, o simplemente a visitar a nuestros seres queridos, en cada solicitud de visa que hagamos debemos demostrar que cuando entremos al país haremos exactamente eso y que al finalizar nos regresaremos a nuestro país de origen. 

Estas son los tres aspectos que, a mi parecer, son los más importantes para diferencias una Green Card de una Visa  

¿Conoces a alguien que pueda servirle esta información? Compártela, te lo agradecerán. 

Contáctame aquí o al (509) 255-3431 y déjame conocer tu caso. Trabajemos juntos para que puedas alcanzar tus metas. 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Últimos Artículos

Abogado Quiroga

Héctor Quiroga

Abogado de Inmigración en Estados Unidos. Nuestra oficinas principales están localizadas en Spokane, Tri Cities (Kennewick) en el estado de Washington y en Las Vegas, Nevada.

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y tendrás información actualizada sobre inmigración.